Nunca nos han enseñado cómo relajarnos, cómo cuidarnos a nosotros mismos de una manera positiva y enriquecedora (no solo irnos de vacaciones o salir a cenar). Veinte minutos de relajación profunda al día ayudarán a su crecimiento mental, mejorarán su salud física y estabilidad emocional y posiblemente incluso aumentarán su conciencia espiritual. L. John Mason

Los altos niveles de estrés no solo dañan su salud mental y física, sino que también te impiden ser mejor en lo que puedes hacer día a día.

Para sentirse más relajado ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Pide ayuda. Deja de intentar resolver todo por tu cuenta.
  • Crea límites y asegúrate de que los demás los respeten tanto como tú.
  • Prioriza tu salud física y mental.
  • Evita la sobreestimulación y programa un tiempo sin teléfono.
  • Permanece fiel a ti mismo (a).