Adolescentes/Familia

Adolescentes/ Familia |

¿Por qué es importante el sueño en adolescentes?

Dormir es un proceso vital, no importa la edad que tengas, pero es un factor crucial durante la adolescencia. En Bonne Santé® te mostramos 5 razones por las cuales un sueño de calidad es clave durante esta etapa de la vida.

  1. Desarrollo emocional: Muchas personas de todas las edades presentan irritabilidad o mal humor cuando no han dormido bien, sobretodo los adolescentes. La falta de sueño a largo plazo puede traer consecuencias muy negativas. Entre ellas, problemas de relaciones interpersonales y  de salud mental como ansiedad, depresión y bipolaridad.
  2. Desarrollo académico y pensamiento: Durante el sueño, el cerebro identifica la información más importante del día para consolidarla en aprendizaje. Promueve la atención, memoria, pensamiento analítico y expansivo, este último es el que nos hace más creativos. Por eso, los adolescentes con falta de sueño pueden padecer somnolencia y problemas de atención, lo que puede afectar su desempeño académico.
  3. Toma de decisiones: La privación del sueño, afecta el desarrollo del lóbulo frontal, una parte clave en el cerebro para controlar los impulsos. Se ha demostrado que los adolescentes que no duermen lo suficiente son propensos a ciertas conductas de alto riesgo. Esto puede afectar negativamente sus relaciones interpersonales.
  4. Desarrollo de la salud física: Dormir beneficia al cuerpo, fortalece el sistema inmunológico, ayuda a regular hormonas, acelera la cicatrización de heridas, produce un mejor metabolismo y permite el crecimiento. La falta de sueño hace que los jóvenes sean más proclives a tener enfermedades cardiovasculares o diabetes en el futuro.
  5. Accidentes: El no dormir eleva los riesgos de sufrir accidentes, porque reduce el tiempo de acción-reacción del cuerpo. Causando consecuencias similares a las de una persona ebria.

La adolescencia es un periodo de desarrollo donde tanto el cerebro como nuestro cuerpo experimentan cambios que se mantendrán en la adultez. Y para que estos procesos no se vean entorpecidos, los jóvenes deben dormir entre 8 a 10 horas cada noche. Necesitan un sueño reparador para poder enfrentar los desafíos de hoy y del futuro.

Descargo de responsabilidad: Ningún contenido de este sitio, independientemente de la fecha, debe utilizarse como sustituto del consejo de su médico u otro clínico calificado

Basado en «Teens and Sleep» de Sleep foundation

aUTOR

Comparte este artículo:

BONNE SANTÉ