«La creatividad es la inteligencia divirtiéndose». – Albert Einstein

Para comenzar es importante entender que un trabajo, no tiene el mismo significado para todas las personas y que este se puede realizar de distintas formas, como contratado en alguna organización, como independiente o siendo emprendedor(a). En este mismo sentido el éxito laboral y las motivaciones tampoco son iguales, hay personas que prefieren un trabajo más rutinario y sin muchas responsabilidades, otros quieren ocupar cargos importantes porque les interesa el estatus, otros simplemente trabajan por dinero, a otros les encanta trabajar y a otros no. En esta variedad de actitudes frente al trabajo  hay muchas personas que no están conforme por diversas razones y no saben como salir de un estado que no favorece para nada su bienestar personal.

Las personas necesitamos trabajar, no sólo para cubrir gastos y pagar cuentas, también queremos desarrollarnos, ser reconocidos, tener un propósito y sentirnos bien.

Entendiendo lo anterior, ¿Cómo puedes obtener un buen trabajo?

La mayoría hemos tenido distintas experiencias laborales, buenas y malas. Sin embargo, lo común es vivir en un término medio. En otras palabras, un trabajo no tan malo, donde con algo de suerte te pagan relativamente bien, la empresa es reconocida, tienes algunos amigos, tu jefe es más o menos consistente. Sin embargo, a veces tu trabajo puede ser aburrido, poco desafiante o no tienes muchas posibilidades de desarrollo (situación que describen la mayoría de las personas que conozco). Si lo anterior te hace sentido, solo te puedo decir que desarrollar la creatividad es tu salvavidas.

Para aquellas personas que prefieren contratarse porque les da más tranquilidad y seguridad, aprender sobre creatividad les servirá para buscar nuevas oportunidades de trabajo. Seamos realistas, ante una insatisfacción laboral (aunque el jefe se vaya), la empresa sigue siendo la misma y los cambios culturales no son tan rápidos como quisiéramos.

Si eres de esas personas que valoran el tiempo y sabes que el bienestar depende de ti, entonces debes desarrollar el músculo de la creatividad e ir a buscar oportunidades.

En la actualidad, la creatividad es una de las habilidades más demandadas por las empresas. Según Forbes, más de un 75% de los directores ejecutivos de las compañías confirman tener dificultades para encontrar profesionales creativos e innovadores. Por lo tanto, trabajar estas habilidades son muy importantes para ser empleable.

De acuerdo con el último informe sobre el Futuro del Empleo 2020 del Foro Económico Mundial indica que el 50% de los trabajadores necesitarán adquirir nuevas competencias para 2025, a medida que aumente la adopción de tecnología en sus puestos de trabajo.

 La creatividad, originalidad e iniciativa, junto con la Innovación y pensamiento crítico están en la lista de las top ten que los empleadores creen serán importantes en los próximos cinco años.

¿Por qué las empresas buscan estas habilidades? No es nada extraño, la creatividad no surge en la pereza, en la falta de disciplina y de conocimientos. Todo lo contrario, es una capacidad que requiere una combinación de otras competencias para alcanzar su potencial.

La creatividad no se desarrolla con solo hacer un par de talleres de lluvias de ideas, requiere: estudios, metodologías, pensamiento crítico, resolución de problemas, indagación, motivación, resiliencia  y actitud. Por eso es tan importante para las empresas contar con personas creativas vienen equipadas con una batería adicional de habilidades lo que les permite innovar en su trabajo. Sin creatividad no hay innovación.

No obstante, la creatividad a nivel personal te entrega mucho más que simplemente la oportunidad de encontrar un buen trabajo. Te da la posibilidad de transformar tu vida y de emprender.

La creatividad te permitirá ser  más empleable, te ayudará a conocerte mejor, saber lo que eres y quieres, te dará el coraje para salir de tu zona de confort. Cuando desarrollas la creatividad eres capaz de innovar, reduciendo el miedo a lo desconocido para atreverte a mirar la vida desde otra perspectiva. Incluso de cambiar tu visión de lo que creías era un buen trabajo.

La vida no es lineal, no tenemos que hacer siempre lo mismo. Podemos cambiar porque el mundo cambia su rumbo rápidamente y como decía Gabriel García Márquez:

“Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez”

Escrito por Carolina Maliqueo 

Basado en el  Informe sobre el Futuro del Trabajo del Foro Económico Mundial